Saltar al contenido principal

Ciudad Alfaro conmemoró los 102 años de la Hoguera Bárbara

Este martes 28 se realizó la entrega del Acuerdo Ministerial, que declara los días 28 de enero y 05 de junio de cada año como fechas históricas, para recordar y rendir un justo homenaje por parte de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas, al General Eloy Alfaro Delgado.  El evento se llevó a cabo en el Centro Cívico Ciudad Alfaro, en Montecristi en el marco del acto conmemorativo por los 102 daños de la Hoguera Bárbara. El acto fue presidido por el viceministro de Defensa, Carlos Larrea.

Este acuerdo ministerial que consta de seis artículos, entrará en vigencia una vez publicado en el registro oficial.IMG-20140128-WA0009

En su intervención el viceministro de Defensa Nacional, Carlos Larrea, resaltó la lucha por la libertad, educación laica, igualdad de la mujer y la unidad nacional liderada por Alfaro durante tres décadas.  Afirmó que “hoy más que nunca Eloy Alfaro está presente y se evidencia en la construcción de un nuevo país desde el Gobierno Nacional”.

El Ministerio de Defensa Nacional, las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Cultura, autoridades nacionales, locales y provinciales, además de delegaciones de estudiantes de la provincia Manabí, participaron del acto cívico, preparado al conmemorarse 102 de la Hoguera Bárbara.   Asistieron además familiares del General de Eloy Alfaro Delgado.

Semblanza

102 años se cumplen de la Hoguera Bárbara. José Eloy Alfaro Delgado nació en Montecristi, provincia de Manabí el 25 de junio de 1842,  fue Presidente de la República del Ecuador en dos ocasiones en períodos que comprenden entre 1897 a 1901 y 1906 a 1911; General de División del Ejército del Ecuador desde 1895 y líder de la   revolución liberal ecuatoriana.  Por su rol central en las batallas de la revolución y por haber combatido al conservadurismo por casi 30 años.

Después del cese de sus funciones, durante el gobierno de Emilio Estrada Carmona, Alfaro cuestionó severamente la administración del Presidente y pronto los coidearios de Alfaro, empezaron a organizar una serie de sublevaciones militares. Alfaro fue desterrado a Panamá durante el gobierno interino de Carlos Freile Zaldumbide. El 4 de enero de 1912 volvió al país y pronto se propuso dialogar con el Gobierno, sin embargo, el general Leónidas Plaza lo encarceló.  El 28 de enero de 1912, una multitud de personas en Quito, influenciadas por placistas y conservadores, ingresaron a la cárcel donde estaban detenidos Alfaro, sus familiares, y amigos, y después de un linchamiento, arrastraron los cuerpos de los líderes liberales por las calles de Quito hasta el parque El Ejido y finalmente los incineraron.

Se considera que su legado más importante fue la defensa de los valores democráticos, la unidad nacional y la integridad territorial del Ecuador, del laicismo y la modernización de la sociedad ecuatoriana, por medio de nuevas ideas, de la educación y de sistemas de transporte y comunicación.  La Escuela Superior Militar del Ejército ecuatoriano lleva su nombre, así como el buque insignia de la Escuadra Naval.