Evidencias muestran que militares fueron emboscados en Gualaquiza

Evidencias muestran que militares fueron emboscados en Gualaquiza

Con el apoyo de videos, fotografías y gráficos, el Ejército ecuatoriano presentó este jueves una cronología de los hechos suscitados el pasado 7 de noviembre, cuando un grupo de militares fue objeto de una emboscada, mientras realizaba una operación de control de las actividades de minería ilegal, en Gualaquiza, provincia de Morona Santiago.

“Es un acto de transparencia continuar informando a la ciudadanía sobre las acciones de combate a la minería ilegal, en cumplimiento de las leyes, la misión de Fuerzas Armadas y el respeto a los derechos humanos y derecho internacional humanitario”, aseguró el viceministro de Defensa, Carlos Larrea, al señalar que el Gobierno del Ecuador respalda al pueblo Shuar, por lo que continuarán las acciones de control a este tipo de delitos.

El general de Brigada Wagner Bravo, jefe del Estado Mayor del Ejército, explicó sobre el desarrollo de los acontecimientos. Desde mediados del mes de octubre y gracias a la información proporcionada por inteligencia militar, se planificó una operación de control en el sector de Bomboiza, en Gualaquiza en apoyo a la ARCOM (Agencia de Regulación y Control Minero), y con el conocimiento de las autoridades e instituciones locales: Jefe Político, Comisaría y Policía Nacional.

Es así que FF.AA pusieron en marcha la operación “Corsel Negro” con un equipo fluvial, que navegó en dos botes, apoyado por una patrulla terrestre. Todos portaban armamento no letal, tal como lo dicta el protocolo militar para este tipo de actividades.

Aguas abajo en el Río Zamora, el personal militar encontró dragas ocultas. Luego de que ARCOM determinó que este material no tenía los permisos correspondientes se procedió a la respectiva incautación. Acto seguido se registran amenazas y posteriormente disparos del supuesto propietario de estas dragas. El grupo uniformado no responde al ataque y opta por retirarse del lugar con las dragas incautadas amarradas a sus botes. Todo esto queda grabado en video, con el equipo fílmico que se utiliza en este tipo de operaciones.

Más abajo del río,  en Shiramentza, San José de Puins, se da la emboscada por parte de civiles que navegaban en dos lanchas río arriba, producto de lo cual resultan heridos 9 militares, algunos con impactos en el rostro. Posteriormente se evacuan a los heridos.

Las evidencias fílmicas y fotográficas, que fueron entregadas a la Fiscalía para que se determine las responsabilidades del caso, muestran cartuchos de color verde, con balas de goma, disparados por las carabinas mossberg que portaban los militares. Asimismo se ven cartuchos de color rojo, de perdigones y pólvora, utilizados por los presuntos actores de la minería ilegal.

La documentación visual evidencia que el ciudadano shuar fallecido, Freddy Taish, portaba una escopeta; además, existen serias presunciones de que esta arma fue disparada.

Mientras tanto, el subteniente Carlos López, quien sufrió una afección en su masa encefálica, se recupera bajo pronóstico reservado. El soldado Edgar Salazar, lamentablemente perdió su ojo izquierdo por el impacto de un perdigón.