FF.AA. apoyan en tareas de gestión de riesgos a nivel nacional

Quito, 03 de septiembre de 2014.- La ministra de Defensa Nacional, María Fernanda Espinosa, informó sobre las acciones de Fuerzas Armadas en apoyo a la gestión de riesgos, respecto a los últimos acontecimientos suscitados a nivel local y nacional.

Incendios

Durante este último fin de semana, las acciones operativas de FF.AA. se desplegaron a todos los incendios reportados en las provincias de Pichincha e Imbabura, sin descuidar Cotopaxi y Azuay.

Aproximadamente 600 miembros de FF.AA., camiones, 4 helicópteros medianos y ligeros (Lama, MI-171 y Súper Puma) equipados con el sistema bambi bucket y vehículos tácticos han participado de manera permanente en operaciones de control y sofocación de los incendios que se generaron en la provincia de Pichincha: Cerro Fuya Fuya (Zambiza), Av. Simón Bolívar, Cerro de Auqui, Pedro Moncayo, Ilaló, Guayllabamba, Cerro Alangasí y Yaruquí; además, en la provincia de Cotopaxi en el sector de la fábrica Explosen (Saquisilí); y, en los cantones de Cotacachi y Salinas de la provincia de Imbabura.

Hasta el momento se han realizado 117 descargas, que equivalen a 351 mil litros de agua, por medio del sistema bambi bucket en, aproximadamente, 30 horas de vuelo.

Sismos 

Por los sismos suscitados, a inicios del mes de agosto, en Quito, San Antonio de Pichincha y Guayllabamba, FF.AA han desplegado para apoyo por tierra a 300 efectivos; así también, participaron 20 andinistas de la Brigada de Fuerzas Especiales; y un equipo de rescate canino conformado por 4 canes con 16 guías.

De igual manera, se realizaron alrededor de 6 horas de sobrevuelos de reconocimiento y apoyo en las zonas afectadas en 3 helicópteros de FF.AA. (Lama, MI-171 y Súper Puma).

También, cabe indicar que, permanentemente, se encuentra una fuerza de reacción inmediata ante cualquier emergencia que se genere por estas razones y por la intensificación de la actividad de los volcanes Tungurahua y Reventador, en su caso.

Las Fuerzas Armadas están siempre alerta para actuar en tareas de apoyo a la gestión de riesgos, con la participación de recursos humanos y logísticos, con el más alto nivel de profesionalismo y capacidad de reacción para proteger a la ciudadanía de estos eventos.