Gobierno respalda a Fuerzas Armadas ante incidentes en Morona Santiago

Machala, 9 de noviembre de 2013.- En el marco del Enlace Ciudadano 347, el vicepresidente de la República, Jorge Glas, expresó su total apoyo a las Fuerzas Armadas para la continuidad de acciones emprendidas en contra de actividades ilícitas como la minería ilegal.  Esto ante las agresiones sufridas por personal militar en un operativo realizado en el sector de San José de Piunts, parroquia Bomboiza, cantón Gualaquiza.

El Segundo Mandatario reiteró enfáticamente que el Gobierno no permitirá la minería ilegal en el país, “se protegerá la vida de las personas y de nuestros soldados; además de defender un Estado de derecho” y anunció que se dará recompensa a quien dé información de alguno de los responsables del ataque en Morona Santiago.  También recalcó que  no se permitirá que se politice este caso porque “ciertos grupos tratan de desvirtuar la información de esta tragedia diciendo que fue un atentado contra el pueblo shuar, lo que es totalmente falso”, dijo.

20131109_103410

De su lado, el viceministro de Defensa Nacional, Carlos Larrea, expuso el estado de salud de los 9 militares heridos e indicó que se encuentran estables y fuera de peligro.  A la vez que reiteró su solidaridad con las familias de los heridos e indicó que cuentan con total apoyo por parte de esta Cartera de Estado.

Durante el Enlace Ciudadano se presentó un video en el que se evidenció que el personal militar fue emboscado por un grupo de mineros ilegales, quienes atacaron con carabinas y escopetas de perdigones, mientras que los militares sólo contaban con material de tipo antimotines, no con armamento letal, momentos en que la patrulla militar había incautado dragas utilizadas para minería ilegal.  Producto de las agresiones resultaron heridos 9 miembros del Comando Operacional  N° 3 “SUR”, quienes están siendo atendidos en diversas casas de salud de Gualaquiza, Loja y Quito.

Por disposición del Gobierno nacional se están realizando todas las investigaciones correspondientes para esclarecer los acontecimientos sin descartar su respaldo a las Fuerzas Armadas en la lucha y en la defensa por frenar la incursión de bandas y del crimen organizado en el país.

Los hechos

El pasado jueves 7 de noviembre, 2 funcionarios de la Agencia de Regulación y Control Minero (ARCOM) acompañados por 25 militares, se desplazaron en 2 embarcaciones, una tipo Zodiak de goma y la otra metálica por el río Zamora realizando un operativo para identificar a personas o agrupaciones dedicadas a la minería ilegal.

Durante el trayecto se detectó inicialmente dos dragas ilegales que operaban en el sector, por lo que las autoridades de la ARCOM decidieron incautarlas según lo que dispone la ley, ante esta acción fueron amenazados por el propietario y los usuarios de esta maquinaría.  Posteriormente, mientras el personal militar y los funcionarios navegaban por el río Zamora con el material incautado fueron emboscados y agredidos por dos embarcaciones en las cuales se transportaba personas no identificadas pertenecientes a esta agrupación de mineros ilegales, quienes en forma indiscriminada dispararon con escopetas y carabinas de perdigones  desde el río y desde la playa de un islote en forma simultánea..

Los militares, a pesar de no contar con armas letales, reaccionaron ante los ataques precautelando la integridad física de los dos funcionarios de la ARCOM, haciendo uso del material antimotines que cargaban en ese instante. Finalizado el ataque se pudo constatar que 9 miembros del Comando Operacional  N° 3 “SUR” resultaron heridos, 4 de ellos con heridas de gravedad y el resto con heridas leves, y del lado del grupo minero ilegal falleció una persona de nacionalidad shuar, quien al momento del enfrentamiento estaba armado con una escopeta calibre 12 Ga. de perdigones.

Inmediatamente, el personal militar fue trasladado a una casa de salud de la localidad mientras que los heridos graves fueron evacuados al Hospital Militar de Loja.  A primera hora del viernes 8 de noviembre, dos de los militares graves fueron desplazados hacia el Hospital de Especialidades Fuerzas Armadas # 1 de Quito para recibir tratamiento médico de especialidad.  Al momento todos se encuentran fuera de peligro y se recuperan de sus lesiones.