Saltar al contenido principal

Gran acogida ciudadana en desfile Cívico-Militar por el Día Clásico de FF.AA.

Gran acogida ciudadana en desfile Cívico-Militar por el Día Clásico de FF.AA.

Este domingo 25 de mayo, la ciudadanía quiteña y residente en la capital fue testigo del desfile Cívico-Militar organizado, por primera vez, con motivo de conmemorar 192 años de la Batalla del Pichincha y un aniversario más del Día Clásico de las Fuerzas Armadas ecuatorianas.  El evento se llevó a cabo en el Parque Bicentenario en horas de la mañana.

La ministra de Defensa Nacional, María Fernanda Espinosa, hizo su ingreso a la tribuna principal, a bordo de un vehículo Tiuna, luego de realizar la revista de tropas, con lo que se dio la pauta de inicio del gran desfile, el cual contó con testigos de honor como el Alto Mando Militar ecuatoriano, el ministro de Defensa de Chile y su jefe del Comando Conjunto; la presidenta la de Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira; el ministro Coordinador de Seguridad, Fernando Cordero; el fiscal General de la Nación, Galo Chiriboga, entre otras autoridades.

El desfile estuvo conformado por tres bloques.  En el primero participaron las diferentes escuelas militares del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.  El segundo bloque contó con la presencia de los grupos militares que apoyan al desarrollo del país y en gestión de riesgos, así como, en actividades de ayuda humanitaria nacional e internacional y desminado humanitario.

Finalmente, desfilaron los institutos de investigación de la Defensa: Geográfico Militar, Espacial Ecuatoriano, Antártico Ecuatoriano y Oceanográfico de la Armada, los mismos que mostraron al público asistente las actividades que realizan en beneficio del desarrollo científico y tecnológico del país.  En este último bloque también intervinieron bandas de paz de 5 colegios representativos de la capital y personal del Cuerpo de Bomberos de Quito.

Miles de ciudadanos, que fueron testigos de este evento de gran magnitud, expresaron su alegría y satisfacción de conocer la labor, preparación y equipamiento de las Fuerzas Armadas ecuatorianas, no sólo para velar por nuestra seguridad territorial sino además para aportar, significativamente, al desarrollo del país.