Hoy se celebra Día del Paracaidismo Ecuatoriano

Hoy se celebra Día del Paracaidismo Ecuatoriano

Latacunga, 29 de octubre de 2013.- El viceministro de Defensa Nacional, Carlos Larrea, junto al comandante del Ejército, general Jorge Peña Cobeña, presidieron la ceremonia militar del Quincuagésimo Séptimo Aniversario del Paracaidismo Militar Ecuatoriano.  El evento se llevó a cabo este martes en las instalaciones de la Brigada de Fuerzas Especiales No. 9 “Patria”.

La leyenda del paracaidismo en el Ecuador nace con fuerza incontenible de la mano de un visionario, de un hombre pionero, a quien se le considera el padre de los soldados de la boina roja, el entonces capitán Alejandro Romo Escobar, quien al mando de un destacamento de 7 oficiales y 28 voluntarios, el 29 de octubre de 1956, encabezó el salto en paracaídas desde un viejo C 47 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana.

Durante el acto, el viceministro Larrea impuso la condecoración San Miguel Arcángel al pabellón de la Brigada; así mismo, la señora Francis Ortega, esposa del teniente Diego Armando Maldonado, fallecido en un ataque en la frontera norte el pasado 8 de septiembre, recibió la condecoración Vencedores de Tarqui en el Grado de Comendador, a nombre de su esposo.

“La grandeza enorme de servir a la Patria sigue siendo la consigna del paracaidismo, para defender la integridad y la soberanía del Ecuador” destacó el viceministro; además de señalar que cerca de 3000 soldados ecuatorianos y casi 500 de otros ejércitos se han graduado en la Escuela de Paracaidistas.  A nombre de la ministra de Defensa Nacional, María Fernanda Espinosa, y del Gobierno Nacional, emitió un agradecimiento a los oficiales y voluntarios paracaidistas en servicio activo y pasivo por su labor en beneficio de la seguridad y desarrollo del país.

En esta Brigada, a más de los cursos básicos de paracaidismo, se imparten cursos de especialización de jefe de salto, maestro de salto, guía de saltos, comandos, operaciones de contra terrorismo, salto libre, salto en tándem, guerra de montaña, francotiradores, hombres rana, guía de canes y reconocimiento de largo alcance.

La ceremonia culminó con un desfile de honor en el que intervinieron todas las unidades que conforman la Brigada de Fuerzas Especiales “Patria”, cuyo lema es “Pertenecer a la élite de un Ejército vencedor, no es una casualidad, es una bendición de Dios y privilegio que les corresponde solamente a los mejores”.