La historia tras los Museos de la Defensa

La historia tras los Museos de la Defensa

Al conmemorarse los 204 años del aniversario del Primer Grito de la Independencia, el Ministerio de Defensa ha planificado una variada agenda de actividades en los Museos y Centros Culturales de la Defensa.

Con estos eventos se recuerda que la madrugada del 10 de Agosto de 1809 se dio lugar a la gesta libertaria, que marcaría la historia de nuestro país.  Los patriotas sorprendieron a los comandantes españoles de la guarnición de Quito y sitiaron el Palacio Real (actual Palacio de Gobierno); con el apoyo de los 177 soldados de la guarnición colonial se logró el triunfo de la revuelta.

Museo Histórico Militar “Casa de Sucre”

La historia tras los Museos de la Defensa

Antonio José de Sucre es una figura histórica que lideró al ejército que, en 1822, en las faldas del volcán Pichincha derrotó a las fuerzas realistas españolas y obtuvo la libertad para la Real Audiencia de Quito.  Contrajo matrimonio con la quiteña, Mariana Carcelén Marquesa de Solanda, y vivieron en una casa colonial, que actualmente es un museo y se encuentra ubicada en las calles Venezuela y Sucre.

Durante la visita es posible imaginar la vida cotidiana de estos ilustres personajes pues aún se mantiene la decoración propia de la época.  Los ambientes definidos con los colores clásicos rojo, verde y amarillo, contrastan con los muebles europeos de los salones principales, alcoba, sala de armas, sala de vestidos, oratorio y repostero.  En los corredores, patios y pilas se respira un aire señorial, que se complementa con los objetos personales de esta familia quiteña.

Museo Histórico Militar “Templo de la Patria”

La historia tras los Museos de la Defensa

En la ladera suroccidental del Volcán Pichincha, conocida como la Cima de la Libertad, se levanta el Museo Histórico Militar “Templo de la Patria”, que recoge las hazañas heroicas ocurridas durante la Batalla del Pichincha, aquel 24 de Mayo de 1822, la misma que puso fin a la dominación colonial.  Su estructura arquitectónica simboliza la espiritualidad del hombre y la inmortalidad de los héroes que ofrendaron su vida por un ideal.

El Templo se encuentra dividido en cinco salas en las que se pueden observar algunas de las armas usadas durante la batalla como: sables, dagas, puntas de lanza y fusiles de las tropas colombianas y españolas.  Además, se pueden apreciar una serie de artísticos murales que representan momentos y hombres destacados de esta importante batalla, entre ellos Eugenio Espejo, Simón Bolívar, Antonio José de Sucre, entre otros personajes que lideraron la consecución de la libertad de América.

Centro Cívico y Museo “Mariscal Sucre”

La historia tras los Museos de la Defensa

Una antigua hacienda precolombina ubicada al sur de Quito, en la parroquia de Chillogallo, sirvió de refugio para las tropas libertarias la madrugada del 22 de Mayo del 1822.  Este emblemático lugar es hoy un museo que guarda la historia de los valientes soldados que entre anchas paredes y corredores de piedra, planificaron la gesta libertaria que cambiaría el rumbo del país.

En sus salas se pueden admirar los arneses, que sirvieron para transportar el armamento de las tropas libertarias durante la campaña independentista.  Los muebles antiguos decoran cada rincón del lugar; las bayonetas, sables, alforjas y escopetas, utilizados por los patriotas generan un espacio que recrea en la imaginación de sus visitantes la gesta de aquel día.

Museo “Casa de los Tratados”

La historia tras los Museos de la Defensa

El museo se encuentra ubicado en el cantón Girón, entre las calles Bolívar y Córdova, provincia del Azuay.  Fue creado con el propósito de mantener latente las hazañas de nuestros héroes; aquí se suscribió el Tratado de Paz y Límites entre Perú y la Gran Colombia, el 28 de febrero de 1829; luego de la victoriosa “Batalla del Portete de Tarqui”, suscitada el día 27 de febrero.

Cuenta con tres salas en donde se exponen armas, tratados, accesorios de caballería y galerías de fotos, que destacan este singular hecho histórico, realzan y motivan el espíritu cívico de todos quienes acuden a él.

El museo ha procurado trabajar con sectores sociales para la difusión del hecho histórico y de los personajes involucrados en la Batalla y el Convenio, para que el mensaje sea transmitido a las nuevas generaciones.

Los días 9 y 10 de agosto la entrada a estos espacios será gratuita de 09h00 a 18h00.  Sin embargo, el 10 de agosto las puertas de los museos estarán abiertas hasta las 22h00.