Saltar al contenido principal

La salida al mar del primer Buque Escuela de la Armada de Perú, cuenta con la presencia del Ministro Cordero como invitado especial

Lima, 22 de diciembre 2014.- Con la ceremonia de bautizo y la primera salida al mar del Buque Escuela a Vela “Unión”, Perú cumplió con uno de los anhelos que tuvo su Armada de Guerra por varios años: contar con uno de los centros de formación en alta mar, más modernos y grandes de América Latina.

El acto, que tuvo lugar en la Base Naval del Callao en Lima, fue presidido por Ollanta Humala, presidente de Perú, y contó, como invitados especiales con los Ministros de Defensa de Ecuador, Fernando Cordero, y de Chile, Jorge Burgos. En la delegación ecuatoriana, también estuvieron presentes el Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Grae. Luis Garzón y el Vicealmirante, Luis Jaramillo, Comandante de la Armada. Estos fueron recibidos por el Ministro de Defensa peruano, Pedro Cateriano, y otras autoridades militares y civiles de la nación hermana.

La presencia del Ministro Cordero en este importante acto para Perú, ratifica los lazos de hermandad y unión que existen entre los dos países y que se han venido fortaleciendo en los últimos años teniendo como base, la confianza mutua.

Durante su intervención, el presidente Humala destacó el proceso de mejora que vive la Marina de Guerra de su país, e indicó que este buque será un embajador de la cultura peruana en todo el mundo, alcanzando así uno de los más grandes anhelos del Perú.

La construcción del Buque Escuela a Vela “Unión” se realizó por medio de los Servicios Industriales de la Marina. Su estructura consiste en 38 bloques de estructura de acero que se ha cristalizado luego de dos años de intensos trabajos. Este imponente velero, con tipo de Aparejo Briobarca de 4 palos con una eslora total de 115,5 metros, podrá desplazar 3 mil 200 toneladas y tiene capacidad para 257 personas.

En esta embarcación peruana, los alumnos podrán ganar experiencia resolviendo problemas y realizando maniobras con las velas desplegadas para coordinar con precisión los movimientos inherentes a las acciones a bordo.