Saltar al contenido principal

Ministro Carvajal: trabajo en conjunto con Fuerzas Armadas para diseñar políticas de Defensa y enfrentar riesgos

Quito, 17 agosto de 2017

El Ministro de Defensa, Miguel Carvajal, este jueves 17 de agosto de 2017, destacó los criterios sobre una política pública construida, en conjunto, con los miembros de las Fuerzas Armadas para enfrentar de mejor manera  los aspectos de riesgo que en este ámbito preocupan al país.

“La política de Defensa es una política pública y siendo el Ministerio el encargado de administrarla; (…) conjuntamente con Fuerzas Armadas se tienen que desarrollar contenidos, objetivos, propuestas…”, afirmó durante la conferencia ‘La Política de Defensa en el Ecuador’, que organizó la Academia de Defensa Militar Conjunta, en la Universidad de Fuerzas Armadas ESPE, en Sangolquí.

“La política de Defensa es una política pública y siendo el Ministerio el encargado de administrarla; (...) conjuntamente con Fuerzas Armadas se tienen que desarrollar contenidos, objetivos, propuestas”

Remarcó la dualidad en la relación Ejecutivo-Militar; pues “siendo el Ministerio de Defensa una representación del Gobierno ante las Fuerzas Armadas; es también un nexo y de representación de Fuerzas Armadas ante el Gobierno”.

El ministro Carvajal, explicó que la política establece los objetivos de la Defensa Nacional, direcciona el accionar de Fuerzas Armadas y también definen las prioridades respecto al financiamiento, en relación a las necesidades y posibilidades del país.

El objetivo fundamental –aseguró- es cumplir con los mandatos constitucionales para Fuerzas Armadas, que tienen que ver con garantizar la integridad territorial, el mantenimiento de la soberanía y el desarrollo de tareas en seguridad integral.

Durante su intervención advirtió que el contexto global puede influir en el proceso de construcción de las políticas de Defensa, pues las consecuencias de la situación internacional y regional así como los diferentes tipos de conflictividades pudieren incidir en nuestro país.

Por último, se refirió, a las amenazas que determinan la activación de políticas de Defensa: “factores de riesgo sobre los que –dijo- hay que atender y sobre los cuales se deben desarrollarse y flexibilizar las capacidades de las Fuerzas Armadas”.

Entonces citó, entre otros, los crecientes delitos en espacios acuáticos marítimos, robos de motores, con presencia de delincuencia común vinculada con el narcotráfico; tráfico de hidrocarburos, el contrabando, la tala de madera en zonas protegidas o los cultivos ilícitos.

En torno a la seguridad externa, mencionó temas como el de los disidentes de las guerrillas colombianas de las FARC y del ELN, para lo cual anticipó que existen medidas de control en proceso.

Respecto al tema del narcotráfico, indicó que se analiza con especial preocupación y cuidado el aspecto de lavado de activos, por tener una afectación  de riesgo a nuestra economía dolarizada.