Unidades militares de Pichincha recibieron la visita del ministro Fernando Cordero

Quito, 26 de noviembre 2014.- Cumpliendo con su cronograma de visitas a los repartos a nivel nacional, el ministro de Defensa Nacional, Fernando Cordero, recorrió hoy algunas de las unidades militares de la provincia de Pichincha. Estas inspecciones permiten conocer de primera mano la situación de cada unidad y las necesidades que tiene el personal militar que labora en estas.

La primera autoridad de Defensa estuvo acompañada del viceministro, Iván Sempértegui, el jefe del Comando Conjunto de Fuerzas Armadas, Grae. Luis Garzón, el comandante general del Ejército, Carlos Obando, entre otras autoridades militares y civiles.

El recorrido inició en el Fuerte Militar Rumiñahui, ubicado al norte de Quito, donde las autoridades pudieron observar cómo se desarrollan varias actividades primordiales, especialmente del Ejercito ya que ahí se encuentra el centro de comunicaciones que corresponde a esta rama. También, se encuentran allí los laboratorios que benefician a varias instituciones del Estado ya que son utilizados para múltiples funciones.

La comitiva ministerial se desplazó luego al Comando Logístico del Ejército en el sector de El Pintado, al sur de Quito. Allí se realizó un recorrido por las bodegas de la unidad militar, que es el principal centro de su tipo en el país. El ministro Cordero y su equipo de trabajo conocieron el apoyo que se hace almacenando los materiales de la Misión Manuela Espejo y el proceso para conservar el archivo histórico.

También se recorrieron los talleres de mantenimiento a los vehículos tácticos y los talleres donde se fabrica y se arregla el armamento pesado y ligero. Finalmente se llegó a la bodega de abastecimientos desde la que se distribuye el material logístico necesario para todas las unidades militares del Ejército en el país.

La jornada siguió con una breve visita a la Primera División del Ejército “Shyris” donde se recorrieron los espacios y centros de mantenimiento para finalmente trasladarse a Machachi, al Fuerte Militar Atahualpa, donde el ministro de Defensa Nacional mantuvo un diálogo con el personal que allí presta sus servicios.

Cordero ratificó que la principal preocupación es  mejorar las condiciones de vida del personal militar. En este sentido se busca cubrir el déficit de vivienda fiscal, además de mejorar la existente, y optimizar los cuarteles dotándoles de todos los elementos para que Fuerzas Armadas cumplan su misión en óptimas condiciones.

Al referirse a la situación del ISSFA resaltó que el Gobierno Nacional no tiene la más mínima intención de eliminar o reducir el sistema especial de seguridad social al tiempo que señaló la desinformación y especulación que han creado algunos sectores en torno a este tema con el objetivo de intranquilizar al personal militar.

A la vez indicó que lo que busca la enmienda constitucional, en el tema de la seguridad social, es garantizar que este cuente con la sostenibilidad en el tiempo sin importar el gobierno de turno.

Finalmente habló de la distorsión que ha existido en torno al proceso de modernización y fortalecimiento de las Fuerzas Armadas e indicó que se busca que nuestros militares estén adaptados a los nuevos riesgos y amenazas y que cuenten con los medios necesarios para cumplir con su misión principal pero también con la garantía a los derechos ciudadanos.