Saltar al contenido principal

Ciudadanía agradece trabajo gubernamental a través de misión médica humanitaria

Un nuevo grupo de pacientes retornó ayer a tierra tras ser intervenidos quirúrgicamente  en el buque hospital COMFORT. Los ciudadanos servidos por los facultativos se muestran agradecidos por el trabajo desarrollado por el Gobierno ecuatoriano por esta acción de ayuda  que se concreta gracias al fortalecimiento de la cooperación en materia de Defensa entre Ecuador y Estados Unidos.

Mediante este acuerdo se intervienen quirúrgicamente a personas que padecen pterigium, cataratas y requieren hacerse cirugía general. Además, se diagnostican y entregan medicamentos para las dolencias de pacientes que acuden diariamente tanto a la Autoridad Portuaria de Esmeraldas como a la Universidad Luis Vargas Torres.

Carlos Peralta, por ejemplo, agradece la atención médica humanitaria recibida en el buque hospital Comfort. Señala que los facultativos están atentos a las necesidades de los pacientes.

Con él coincide Lucía Vera, cuya su hija fue operada en la embarcación norteamericana. Ella dice estar complacida con la suscripción del convenio entre los gobiernos de Estados Unidos y Ecuador.

Carmencilla Soto, por su parte, destaca la atención recibida. Dice que esta “fue maravillosa e incomparable. Este trabajo no se borrará de nuestra mente”.

Una historia similar es la de Matilde Vargas quien fue operada de cataratas. Ella indica que la labor emprendida tanto por los médicos estadounidenses como por el Gobierno ecuatoriano es digna y humana. “Los profesionales trabajan en equipo”, afirma.

A Dominic, hijo de Erika Mendoza, le realizaron una circuncisión. Ella asegura que la atención fue excelente desde el momento en el que ingresó a la nave. Recomienda que esta experiencia se repita para beneficio de la ciudadanía.