Saltar al contenido principal

FF.AA. facilita investigación de Fiscalía contra militares aprehendidos con alcaloides

Quito, 13 de septiembre de 2018

Los actos que contravienen el ordenamiento jurídico del Ecuador, así como lo que están reñidos con los valores que se tiene en la sociedad y aquellos con los que son formados los militares, no serán permitidos en las filas de las Fuerzas Armadas (FF.AA.)

En este marco, la institución proporciona las facilidades para colaborar con la justicia ordinaria, a fin de que se investigue el caso de militares aprehendidos con una tonelada de cocaína, en el aeropuerto Eloy Alfaro de Manta, la noche de este miércoles 12 de septiembre.

El hecho se suscitó cuando dos uniformados de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) –que no prestaban sus servicios en el Ala 23– ingresaron con un camión civil de placas PNJ – 924 a las instalaciones de la Base.

El brigadier general Patricio Mora, informó que al automotor –conducido por el sargento segundo de aviación Marcelo M. y el cabo primero de aviación Carmelo E– accedió subrepticiamente a las instalaciones que mantiene el Cuerpo de Bomberos del aeropuerto, sitio en el que parquearon el vehículo.

Según la autoridad, conocido el suceso, a las 22:00 del miércoles ingresó al sitio tanto el Fiscal de turno como los agentes antinarcóticos para detener tanto al conductor, a su acompañante, así como al vehículo en el que se transportaba la droga.

El Comandante de la FAE aclaró que este trabajo fue coordinado previamente con autoridades de la Fiscalía.

Mora aseveró que se realizan “las investigaciones internas para determinar responsabilidades de tipo militar que serán sancionadas con todo el rigor del Reglamento Interno de Disciplina Militar”.

Por otra parte, informó que los militares involucrados fueron puestos a órdenes de las autoridades judiciales, a fin de que cumpla –siguiendo el debido proceso– con su deber de sanción.

Insistió en que la FAE prestará las facilidades para que se realicen las investigaciones correspondientes y que se lamenta el “hecho, así como el comportamiento inmoral de los dos miembros de nuestra institución”.