Saltar al contenido principal

Ministro resalta acercamiento civil – militar a través de acuartelamiento femenino

Quito, 6 de agosto de 2018

El sábado 4 de agosto fue masiva la presencia de mujeres que acudieron al llamado de las Fuerzas Armadas, para el plan piloto de acuartelamiento de quienes pertenecen a la Leva 1999, segundo llamado.

El proceso se desarrolló en Quito, Guayaquil, Cuenca y Manta. En lo que respecta a la capital, luego de que las mujeres fueran recibidas en el cuartel “El Pintado”, ubicado en el sur de Quito, fueron trasladadas hasta el Fuerte Militar “Marco Aurelio Subía”, en Sangolquí.

Allí se les explicó que en el proceso de acuartelamiento recibirán una fase de militarización para, posteriormente, apoyar a las unidades castrenses en tareas administrativas, logísticas y de apoyo a las operaciones.

En este mismo sitio, horas más tarde, se recibió a los padres de las primeras 50 conscriptos mujeres, a quienes se les informó sobre las normas y disposiciones que deben cumplir las ciudadanas.

En Guayaquil, en cambio, las mujeres fueron llevadas hasta el Centro de Instrucción del Fuerte Militar “Huancavilca”.

Ministro se pronuncia

En este contexto, el ministro de Defensa, general de división en servicio pasivo Oswaldo Jarrín Román, resaltó el acercamiento civil – militar que se vive, a través del acuartelamiento femenino.

Señaló que “este es el mejor aporte que se puede dar desde las Fuerzas Armadas (FF.AA.) hacia la juventud de nuestro país”, quienes “no compiten por un trabajo sino que muestran afecto hacia la institución militar”.

 

Agregó que este no es un proyecto temporal e insistió en que esta es una “contribución institucional con su juventud”, quienes tendrán “una mejor visión de lo quieren para su futuro, así como con su formación, con sus valores” y “con el civismo, que no se estudia, no se informa, no se transfiere sino que se vive, se practica”.

Apuntó que la población está satisfecha porque “ven que su juventud, especialmente femenina, va a salir con diversas formas de pensar en el país, con disciplina, con organización”.

Sobre la preparación que tiene la entidad para recibir al personal femenino, aclaró que “cada Fuerza se ha preparado desde la infraestructura, para el trato, consideración e instructores”.

Finalmente, manifestó que luego de la ejecución de este plan piloto, se realizará un proceso de evaluación, para mejorar el trabajo que se aplica en este momento.